Seminarios 2017

 

El Individuo Absoluto en toda Estrategia de Liberación

construye su Octógono Mágico.

Desde ese espacio-tiempo-energético ganado en combate realiza su Gran Obra.

A través de la Alquimia, separa los elementos

que el Otro unió en Maya, el mundo de las formas.

A través del Tantra, une los elementos

que el Otro mantuvo separados en todo Espejismo emocional.

A través de la Magia como Ciencia del Espíritu, integra en Sí Mismo

todo lo que el Otro disgregó en la niebla mental de la Ilusión.

A través del Proceso de Individuación construye un puente hacia la Existencia,

apoyándose en la Sombra, la Imaginación y lo Simbólico,

las tres antiguas Esfinges del Universo.

Sólo quien Existe desde Sí Mismo

puede franquear los Cuatro Cìrculos No-Se-Pasa de lo Creado:

En el primer Círculo habita Lo Inconciente Personal,

en el cual los Muertos traccionan hacia la tierra.

En el segundo Círculo habita Lo Inconciente Colectivo,

en el cual las Fuerzas Arquetípicas traccionan hacia la Psicoesfera Planetaria .

En el tercer Círculo habita Lo Inconciente Cósmico,

en el cual los Arcontes traccionan hacia las Estrellas.

En el Cuarto Círculo habita La Conciencia Universal,

en la cual los dioses traccionan hacia sus propios argumentos reclutando Adeptos.

De los Cuatro Círculos el Individuo Absoluto se Libera,

Existiendo en cada paso y destilando su propia Quintaesencia…

Juan Pablo Rey Forseti

 

Categorías: Uncategorized

Navegador de artículos

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: